Asamblea General suspende a Rusia del Consejo de DD.HH. de la ONU

Asamblea General suspende a Rusia del Consejo de DD.HH. de la ONU

La Asamblea General de la ONU votó este jueves a favor de la suspensión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos, del cual formaba parte para el período 2021-2022, luego de una intensa campaña diplomática y mediática de Occidente para calumniar a Rusia tras iniciar su operación militar especial para proteger a la población del Donbás y desmilitarizar y desnazificar a Ucrania.

La suspensión se dio con una votación de 93 votos a favor, 24 en contra y 58 abstenciones, quórum mucho menor al que necesitó Rusia para acceder al organismo, en 2020, con 170 votos, sobre un total de 198 miembros.

La decisión se adoptó en una resolución en la que la Asamblea General expresó lo que llamó «su grave preocupación por la actual crisis humanitaria y de derechos humanos en Ucrania».

En particular, alegó que en ello pesaron «los informes de violaciones y abusos de los derechos humanos y de violaciones del derecho internacional humanitario por parte de la Federación de Rusia», imputaciones que Moscú ha rechazado, que considera no han sido investigadas y de las cuales ha responsabilizado a los nacionalistas ucranianos.

Al intervenir, el embajador ucraniano Sergiy Kyslytsya pidió, por segunda vez en menos de una semana, el fin del actual orden de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la expulsión de Rusia del Consejo de Derechos Humanos, como antes lo pidió del Consejo de Seguridad.

A continuación, el embajador ruso Vasili Nebenzia tomó la palabra y dijo que no era “momento para teatros” refiriéndose a la intervención de su colega ucraniano.

Luego, como había adelantado este, manifestó que la resolución de la Asamblea General “supone continuar con el neocolonialismo de EE.UU. en las relaciones internacionales”, y añadió que “una parte de los Estados miembros (de ONU) son sus subordinados”.

Cuba explicó su voto en los términos siguientes: «Ese mecanismo de suspensión, que no tiene paralelo en otros Consejos, puede ser fácilmente utilizado de manera selectiva. Hoy es Rusia, pero mañana puede ser cualquiera de nuestros países, particularmente naciones de sur que no se pliegan a intereses».

El embajador cubano, Pedro Luis Pedroso, valoró que resulta irónico observar que EE.UU., «el país que se opuso el establecimiento del Consejo de DD.HH. y solicitó el voto en contra del mismo, es el mismo que ha activado a su conveniencia ahora una de las cláusulas mas controversiales de ese foro».

La breve resolución señala que la Asamblea General revisará su decisión “cuando sea apropiado”.

La suspensión de Rusia se da tras las acusaciones no probadas contra sus militares de matar a civiles en la ciudad ucraniana de Bucha, que fueron rechazadas repetidamente por Moscú.

Entre los países latinoamericanos, Bolivia, Cuba y Nicaragua votaron contra la decisión, mientras que Brasil, El Salvador y México se abstuvieron. Venezuela no votó. El resto de los países de la región apoyaron la decisión.

China, así como Irán, Argelia, Etiopía y Kazajistán, también están entre los países que no respaldaron la suspensión.

Se trata de la segunda ocasión en que la Asamblea General toma un decisión tan extraordinaria. En marzo de 2011, este órgano decidió suspender la membresía de Libia en el Consejo de DD.HH. bajo la acusación de haber cometido violaciones graves y sistemáticas a esos derechos. Fue el preámbulo de la invasión de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) a ese país africano.

TeleSUR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.